El XVIII Congreso de la FIFA de 1929

 

La Fédération Internationale de Football Association (FIFA), conocida popularmente como Federación Internacional de Fútbol, se constituyó el 21 de mayo de 1904 en Paris, concretamente en la sede de la Union des Sociétés Françaises de Sports Athlétiques. Su primer presidente fue el periodista francés Robert Guérin.

Entre los siete países fundacionales de la FIFA había un representante español, Carlos Padrós Rubio, miembro del Madrid Football Club, actual Real Madrid. Cabe recordar que, el motivo de la representación de una entidad y no de una federación, en el caso concreto de España, era dado porque la Real Federación Española de Fútbol no se fundó hasta el año 1913. Los otros países que también formaron parte de la creación de la FIFA fueron Bélgica, Dinamarca, Francia, Países Bajos, Suecia y Suiza[1]. En la primera reunión constitutiva de la FIFA, organizada en Paris (1904), Carlos Padrós Rubio no pudo asistir y delegó su presencia en el gestor deportivo francés André Espir.

La presencia española en la FIFA no duró mucho tiempo ya que en el año 1906 tuvo que abandonar la entidad ya que se aprobó que sólo podían formar parte las organizaciones federativas nacionales, no entidades deportivas. La reincorporación de España a la FIFA no llegó hasta el XI Congreso de la FIFA organizado en Oslo (1914). Hasta esos años, los Congresos de la FIFA se habían celebrado de manera anual, pero con el estallido de la I Guerra Mundial, y la posterior posguerra, no se volvieron a organizar hasta el 1923, en la ciudad suiza de Ginebra.

El fútbol formaba parte del programa olímpico desde los Juegos Olímpicos de París de 1900. Coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928, la FIFA organizó su XVII Congreso en la capital holandesa. En el Instituto Colonial de Holanda se ha celebrado estos días el Congreso de la Federación Internacional de Football Asociación. La presencia de gran número de naciones y la importancia de las cuestiones sometidas a debate hacen uno de los más importantes que se han celebrado.” (El Mundo Deportivo, pág. 2, del 28 de mayo de 1928). El hecho de que los Juegos Olímpicos sólo pudieran participar deportistas amateurs propició que la FIFA se plantease organizar una competición internacional propia. En este congreso se pusieron las bases de lo que posteriormente sería la Copa Mundial de Fútbol. Como representante de la Real Federación Española de Fútbol asistió Julián Olave Videa, quien fue elegido para formar parte del Comité Ejecutivo de la FIFA. También se acordó organizar un Campeonato del Mundo en 1930. España se postuló como una de las sedes candidatas y Se acordo que el próximo Congreso de la FIFA se celebre en Madrid los días 18 y 19 de mayo de 1929.” (El Mundo Deportivo, pág. 2, del 28 de mayo de 1928)

El 22 de enero de 1929 se convocó la Asamblea de la Federación Catalana de Fútbol, que estaba presidida por José Rosich Rubiera, y se consensuaron diferentes acuerdos entre los que destacaba Dirigirse a la Federación Española solicitando que, con motivo de la Exposición de Barcelona, se celebre en esta ciudad el partido internacional Inglaterra-España y que se celebre también en nuestra ciudad el Congreso de la F.I.F.A., que debe reunirse en España la segunda quincena de mayo próximo.(La Vanguardia, pág. 12, del 25 de enero de 1929). Unos meses después, la Real Federación Española de Fútbol realizó un comunicado donde hacía eco de que el partido entre España e Inglaterra se jugaría en Madrid pero que el Congreso de la FIFA pasaba a organizarse en la ciudad de Barcelona. En vista de esta actitud y a pesar de que en el seno de nuestro comité se habló en principio de la posibilidad de celebrar dicho partido en el campo de Las Corts, se puede asegurar que el partido Inglaterra – España se jugará el día 15 de mayo en el campo de Chamartín, propiedad del Real Madrid. (…) Puede asegurarse que el congreso de la F.I.F.A. se celebrará en Barcelona los días 17,18 y 19 de mayo.(La Vanguardia, pág. 25, del 27 de abril de 1929)

El Mundo Deportivo, portado, del 18 de mayo de 1929


No podemos olvidar que durante ese 1929 se celebraba la Exposición Internacional de Barcelona. Durante este evento, no sólo hubo importantes competiciones deportivas, sino que la ciudad fue sede también de importantes encuentros y congresos internacionales. La trascendencia de la Exposición Internacional de Barcelona motivó que el máximo organismo rector del fútbol internacional (FIFA) decidiera cambiar el escenario para organizar el XVIII Congreso de la FIFA, ya que inicialmente se había escogido la ciudad de Madrid. Los puntos más importantes de este congreso fueron la discusión de la reglamentación de la nueva competición deportiva, la decisión de si esta nueva competición deportiva se organizaría cada cuatro años y la elección de la primera sede. Ya habían salido los primeros países que se mostraban interesados en organizar la primera edición del Campeonato Mundial de Fútbol. Como fueron los casos de Checoslovaquia, España, Hungría, Holanda, Suecia o Uruguay.

Barcelona organizó el XVIII Congreso de la FIFA. La recepción oficial y el congreso tuvieron lugar en el Ayuntamiento de Barcelona, el 17 de mayo de 1929, y asistieron 46 delegados federativos de 23 países diferentes. La recepción oficial fue presidida por el alcalde de Barcelona, Dario Romeo Freixa, II barón de Viver, en el Salón de la Reina María Cristina. La delegación de la FIFA estuvo encabezada por el dirigente francés Jules Rimet, que había sido elegido presidente de la FIFA en 1921, y viajó a la Ciudad Condal acompañado de su esposa y de su hija. Ese mismo día también tuvo lugar la sesión de apertura del Congreso de la FIFA, el cual también sirvió para conmemorar el XXV aniversario de su fundación. En la mesa presidencial estaba el alcalde de Barcelona, Dario Romeo Freixa, el presidente de la FIFA, Jules Rimet, el presidente de la Diputación Provincial de Barcelona, José María Milán Camps, el capitán general de Cataluña, Emilio Barrera Luyando, el Gobernador Civil de Barcelona, Joaquín Milans del Bosch, y diferentes representantes de la Real Federación Española de Fútbol como José Rosich Rubiera, Julián Olave Videa o Ricard Cabot Montalt.

Dos días antes de la inauguración del Estadio Olímpico de Montjuïc, el 18 de mayo de 1929, en la segunda jornada del Congreso de la FIFA, se firmó el acta fundacional de la creación del Campeonato Mundial de Fútbol, otorgando a Uruguay su organización, que tuvo lugar en 1930.

Hay que recordar que, la candidatura española para organizar el Campeonato Mundial de Fútbol de 1930 se retiró y decidió dar su apoyo a la candidatura de Montevideo. También se retiraron el resto de candidaturas. Uruguay tenía tres argumentos importantes para organizar la primera edición del Campeonato Mundial de Fútbol: el excelente grado de desarrollo del fútbol, el doble título olímpico de Uruguay (1924 y 1928) y el hecho de que en 1930 se conmemoraba el centenario de su independencia.

Pasó en mi ciudad, Barcelona.


Raül Vázquez Coma

Para consultas de archivo y biblioteca, podéis contactar a ceosamaranch@fbolimpica.es



[1] La Federación Inglesa de Fútbol se unió a la FIFA en 1905.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Hace 70 años... I Gran Premio de España de Automovilismo, prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 (1951)

Instalaciones Desaparecidas:

Antònia Yáñez, una guanyadora pionera

VII Campeonato del Mundo de Hockey sobre patines (1951)

El enigmático Cobi de la azotea del Palau Güell