dijous, 22 d’octubre de 2020

Serie: Pasajes deportivos de la posguerra (1939-1945) (XII)

Enriqueta Soriano Tresserra (1920-1983) y la XIII Travesía al Puerto de Barcelona de 1940.

 

El pasado mes de mayo, Julio Pernas escribía en este mismo bloc un artículo dedicado a Carmen Soriano Tresserra (Pernas, 2020), pionera de la natación, que atesoró un palmarés envidiable y defendió la necesidad de introducir la natación como ejercicio obligatorio en las escuelas.

En este nuevo post hablaremos sobre Enriqueta Soriano Treserra, hermana de Carmen Soriano Tresserra, quién obtuvo un histórico triunfo en la XIII Travesía al Puerto de Barcelona de 1940.

Antes que nada, proporcionaremos una breve información biográfica: Carmen y Enriqueta Soriano pertenecieron al centenario Club Natació Barcelona (CNB). Enriqueta, como su hermana mayor, fue una destacada nadadora en piscina y en aguas abiertas. Sin duda, podemos reconocer a estas hermanas como las grandes dominadoras de la natación femenina española durante la década de los años 30 y 40.

Enriqueta Soriano también atesoraba un magnifico palmarés. Tuvo dos etapas bien diferenciadas: el período entre 1933-1936, dedicado exclusivamente al estilo de braza, y el periodo entre 1940-1948, dedicado al estilo de crol y a las pruebas de larga distancia. Fue dieciocho veces campeona de Cataluña y en el ámbito estatal alcanzó seis títulos individuales y doce títulos en relevos. A nivel internacional, Enriqueta participó en ocho ocasiones defendiendo a la selección española, destacando su presencia en el IV Campeonato de Europa de Natación, que tuvo como escenario la ciudad alemana de Magdeburgo del 12 al 19 de agosto de 1934. Ella estaba inscrita en los 200 metros braza y finalizó la prueba en un meritorio cuarto lugar en su serie. Lamentablemente, Enriqueta Soriano no pudo asistir a ninguna cita olímpica ya que tanto los conflictos bélicos y los boicots, en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, como en otra ocasión no llegar a las marcas necesarias, en los Juegos Olímpicos de Londres de 1948, le privaron de ir a los Juegos Olímpicos.

En Barcelona, Enriqueta ganó las dos pruebas más reconocidas y populares de natación en aguas abiertas: la Copa Nadal (1940) y en cinco ocasiones la Travesía al Puerto de Barcelona (1940, 1941, 1942, 1946 y 1948), un récord que estuvo vigente hasta el año 2006.

En este artículo hablamos sobre el primer triunfo de Enriqueta Soriano en la XIII Travesía al Puerto de Barcelona de 1940, una competición popular originada en 1926 por el histórico y desaparecido Club Natació Athlètic y que actualmente la organiza el Club Natació Atlètic Barceloneta (CNAB). Las hemerotecas de la época hablaban sobre la organización de esta popular competición “(…) la prueba popular por excelencia, la carrera que permite a todos sus participantes, y que en muchos casos ha permitido a algún desconocido hasta aquel día, erigirse en primera figura de nuestro deporte, ya que no precisa de la depurada técnica de la salida o el viraje que no consiente a un principiante destacar como no sea después de un largo entreno, mientras que una carrera de las características como la que vamos a presenciar es propia para aquellos que poseen las cualidades natas tal como corazón, pulmón, buenos músculos y una voluntad que le haga superar los momentos de desfallecimiento o desánimo porque se pasa durante un recorrido de cuatro mil y más metros. (El Mundo Deportivo, pág. 2, del 22 de setiembre de 1940).

La XIII Travesía al Puerto de Barcelona de 1940 se organizó el 24 septiembre de 1940, coincidiendo con las Fiestas de la Merced de Barcelona, y en ella se inscribieron más de cien nadadores que buscaban obtener la copa denominada “Trofeo de Solidaridad Nacional”. “(…) tomando la salida 112 nadadores y seis nadadoras, clasificándose 91 nadadores y todas las nadadoras. Una inmensa muchedumbre presenció la prueba que resultó altamente competida (…). (La Vanguardia, pág. 4 del 25 de setiembre de 1940). Hay que recordar que, días antes de la competición se difundió la noticia que las hermanas Soriano, Carmen y Enriqueta, se habían apuntado al evento y esta noticia hizo que aumentase el número de inscripciones y el interés por la prueba de una manera considerable.


El Mundo Deportivo, portada, del 25 de setiembre de 1940


Tras la disputa de la prueba llegó la sorpresa: Enriqueta Soriano llegó primera a la meta. “Por primera vez se dio el caso de que tocara en primer lugar la meta una participante femenina (…) (La Vanguardia, pág. 4 del 25 de setiembre de 1940). Es importante recordar que las mujeres salían antes que los hombres y se les concedía una ventaja de cinco minutos. Esta ventaja fue suficiente para que Enriqueta Soriano ganase la prueba con un tiempo de 49’57. José Prats, el ganador en categoría masculina, llegó a meta con un tiempo de 45’57 y por lo tanto no logró neutralizar la ventaja de cinco minutos que tenía Enriqueta Soriano. “Enriqueta Soriano salió con su hermana Carmen, destacando enseguida del grupo que había tomado la salida con ellas. A los mil metros, había logrado despegar a su hermana Carmen y desde aquel momento nadó sola (…).El Mundo Deportivo, portada, del 25 de setiembre de 1940). Por primera vez en la historia de la competición, y probablemente de la natación en nuestro país, una mujer derrotaba a un hombre en una prueba oficial. La forma como nadó Enriqueta sobrepasa en mucho lo que hasta el momento hemos visto en la natación; su actuación escapa a los calificativos que quieran buscarse, tan soberbiamente nadó la carrera. (El Mundo Deportivo, portada, del 25 de setiembre de 1940).

El Capitán General, D. Luis Orgaz, y el Gobernador Militar de la provincia, general García Escáme, entregaron el Trofeo de Solidaridad Nacional a Enriqueta Soriano.

En aquellos años se generó un cierto debate sobre quién era el ganador de la prueba: ¿el nadador que había llegado en primera posición o el nadador que había llegado en menos tiempo? Juzgando las normas de la competición de esa época, no tenemos duda que Enriqueta Soriano fue la justa vencedora de la XIII Travesía al Puerto de Barcelona de 1940.

Pódium de la XIII Travesía al Puerto de Barcelona de 1940:

Pódium Masculino: José Prats (CNB – 45 minutos 57 segundos), Juan Mateu (CNAB – 46 minutos 12 segundos) y Francisco Fonolla (CNB – 46 minutos 22 segundos).

Pódium Femenino: Enriqueta Soriano (CNB – 49 minutos 57 segundos), Carmen Soriano (CNB – 55 minutos 34 segundos) y Aurora Tomás (CNB - XX minutos XX segundos).

Clasificación por equipos: CNB, CNAB y Asociación Sallentina

Nuestro humilde reconocimiento a Enriqueta Soriano.

Raül Vázquez

CITAS

Pernas López, Julio (2020). “Serie: Pasajes deportivos de la posguerra (1939-1945). Carmen Soriano Tresserra (1917-1996).” BarcelonaSportiva, 14 de mayo. http://barcelonasportiva.blogspot.com/search?q=Enriqueta+Soriano [1 de octubre de 2020].

Sèrie: Passatges esportius de la postguerra (1939-1945) (XII)

Enriqueta Soriano Tresserra (1920-1983) i la XIII Travessia al Port de Barcelona de 1940.


El passat mes de maig, Juli Pernas escrivia en aquest mateix bloc un article dedicat a Carmen Soriano Tresserra (Pernas, 2020), pionera de la natació, que va atresorar un palmarès envejable i va defensar la necessitat d'introduir la natació com a exercici obligatori a les escoles.

En aquest nou post parlarem sobre Enriqueta Soriano Treserra, germana de Carmen Soriano Tresserra, qui va obtenir un històric triomf a la XIII Travessia a el Port de Barcelona de 1940.

Primer de tot, proporcionarem una breu informació biogràfica-: Carme i Enriqueta Soriano van pertànyer al centenari Club Natació Barcelona (CNB). Enriqueta, com la seva germana gran, va ser una destacada nedadora a la piscina i en aigües obertes. Sens dubte, podem reconèixer a aquestes germanes com les grans dominadores de la natació femenina espanyola durant la dècada dels anys 30 i 40.

Enriqueta Soriano també atresorava un magnífic palmarès. Va tenir dues etapes ben diferenciades: el període entre 1933-1936, dedicat exclusivament a l'estil de braça, i el període entre 1940-1948, dedicat a l'estil de crol i a les proves de llarga distància. Va ser divuit vegades campiona de Catalunya i en l'àmbit estatal va aconseguir sis títols individuals i dotze títols en relleus. A nivell internacional, Enriqueta va participar en vuit ocasions defensant a la selecció espanyola, destacant la seva presència en el IV Campionat d'Europa de Natació, que va tenir com a escenari la ciutat alemanya de Magdeburg del 12 al 19 d'agost de 1934. Ella estava inscrita en els 200 metres braça i va finalitzar la prova en un meritori quart lloc en la seva sèrie. Lamentablement, Enriqueta Soriano no va poder assistir a cap cita olímpica ja que tant els conflictes bèl·lics com els boicots, en els Jocs Olímpics de Berlín de 1936, i en una altra ocasió no va arribar a les marques necessàries, en els Jocs Olímpics de Londres de 1948, li van privar d'anar als Jocs Olímpics.

A Barcelona, Enriqueta va guanyar les dues proves més reconegudes i populars de natació en aigües obertes: la Copa Nadal (1940) i en cinc ocasions la Travessia a el Port de Barcelona (1940, 1941, 1942, 1946 i 1948), un rècord que va estar vigent fins a l'any 2006.

En aquest article parlem sobre el primer triomf d'Enriqueta Soriano en la XIII Travessia a el Port de Barcelona de 1940, una competició popular originada en 1926 per l'històric i desaparegut Club Natació Athlètic i que actualment l'organitza el Club Natació Atlètic Barceloneta (CNAB). Les hemeroteques de l'època parlaven sobre l'organització d'aquesta popular competició (…) la prueba popular por excelencia, la carrera que permite a todos sus participantes, y que en muchos casos ha permitido a algún desconocido hasta aquel día, erigirse en primera figura de nuestro deporte, ya que no precisa de la depurada técnica de la salida o el viraje que no consiente a un principiante destacar como no sea después de un largo entreno, mientras que una carrera de las características como la que vamos a presenciar es propia para aquellos que poseen las cualidades natas tal como corazón, pulmón, buenos músculos y una voluntad que le haga superar los momentos de desfallecimiento o desánimo porque se pasa durante un recorrido de cuatro mil y más metros. (El Mundo Deportivo, pàg. 2, del 22 de setembre de 1940).

La XIII Travessia a el Port de Barcelona de 1940 es va organitzar el 24 setembre de 1940, coincidint amb les Festes de la Mercè de Barcelona, i en ella es van inscriure més de cent nedadors que buscaven obtenir la copa anomenada Trofeo de Solidaridad Nacional”. (…) tomando la salida 112 nadadores y seis nadadoras, clasificándose 91 nadadores y todas las nadadoras. Una inmensa muchedumbre presenció la prueba que resultó altamente competida (…). (La Vanguardia, pàg. 4 del 25 de setembre de 1940). Cal recordar que, dies abans de la competició es va difondre la notícia que les germanes Soriano, Carme i Enriqueta, s'havien apuntat a l'esdeveniment i aquesta notícia va fer que augmentés el nombre d'inscripcions i l'interès per la prova d'una manera considerable.


El Mundo Deportivo, portada. del 25 de setembre de 1940

Després de la disputa de la prova va arribar la sorpresa: Enriqueta Soriano va arribar primera a la meta. Por primera vez se dio el caso de que tocara en primer lugar la meta una participante femenina (…)(La Vanguardia, pàg. 4 del 25 de setembre de 1940). És important recordar que les dones sortien abans que els homes i se'ls concedia un avantatge de cinc minuts. Aquest avantatge va ser suficient perquè Enriqueta Soriano guanyés la prova amb un temps de 49'57. Josep Prats, el guanyador en categoria masculina, va arribar a meta amb un temps de 45'57 i per tant no va aconseguir neutralitzar l'avantatge de cinc minuts que tenia Enriqueta Soriano. Enriqueta Soriano salió con su hermana Carmen, destacando enseguida del grupo que había tomado la salida con ellas. A los mil metros, había logrado despegar a su hermana Carmen y desde aquel momento nadó sola (…). (El Mundo Deportivo, portada, del 25 de setembre de 1940). Per primera vegada en la història de la competició, i probablement de la natació al nostre país, una dona derrotava a un home en una prova oficial. La forma como nadó Enriqueta sobrepasa en mucho lo que hasta el momento hemos visto en la natación; su actuación escapa a los calificativos que quieran buscarse, tan soberbiamente nadó la carrera. (El Mundo Deportivo, portada, del 25 de setembre de 1940).

El Capità General, D. Luis Orgaz, i el Governador Militar de la província, general García escamar, van lliurar el “Trofeo de Solidaridad Nacional” a Enriqueta Soriano.

En aquells anys es va generar un cert debat sobre qui era el guanyador de la prova: el nedador que havia arribat en primera posició o el nedador que havia arribat en menys temps? Jutjant les normes de la competició d'aquesta època, no tenim dubte que Enriqueta Soriano va ser la justa vencedora de la XIII Travessia a el Port de Barcelona de 1940.

Pòdium de la XIII Travessia a el Port de Barcelona de 1940:

Pòdium Masculí: Josep Prats (CNB - 45 minuts 57 segons), Joan Mateu (CNAB - 46 minuts 12 segons) i Francesc Fonollá (CNB - 46 minuts 22 segons).

Pòdium Femení: Enriqueta Soriano (CNB - 49 minuts 57 segons), Carmen Soriano (CNB - 55 minuts 34 segons) i Aurora Tomás (CNB - XX minuts XX segons).

Classificació per equips: CNB, CNAB i Associació Sallentina

 

El nostre humil reconeixement a Enriqueta Soriano.

Raül Vázquez

 

CITES

Pernas López, Julio (2020). "Sèrie: Passatges esportius de la postguerra (1939-1945). Carmen Soriano Tresserra (1917-1996). " BarcelonaSportiva, 14 de maig. http://barcelonasportiva.blogspot.com/search?q=Enriqueta+Soriano [1 octubre 2020].

dijous, 15 d’octubre de 2020

Homenajes Olímpicos: Derartu Tulu - Elana Meyer (II)

Si pregunto a los amantes del olimpismo, y del deporte en general, sobre la posibilidad que realicen un ejercicio de memoria para recordar 20 imágenes características de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, seguramente, una de ellas tendría que ver con nuestras dos protagonistas.


Por un lado, Derartu Tulu (21/3/1972), nació en Bejoki, una localidad que pertenece a la región de Oromía (Etiopia), conocida por ser lugar de nacimiento de importantes atletas africanos como las hermanas Dibaba (Ejegayehu y Tirunesh), Fatuma Roba o los hermanos Bekele (Tariku y Kenenisa, gran dominador de las pruebas de fondo). Derartu Tulu pertenecía a una familia humilde que vivían de la ganadería. Se convirtió en la primera mujer africana de color que ganó un oro olímpico. Este logro histórico lo consiguió en la prueba de los 10.000 metros lisos en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92. En la misma distancia, también compitió en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996 (cuarta posición), en los Juegos Olímpicos de Sídney de 2000 (medalla de oro), donde fue la abanderada de Etiopia, y en los Juegos Olímpicos de Atenas de 2004 (medalla de bronce).

 

Por otro lado, Elana Meyer (10/10/1966), nació en Albertinia, una localidad que pertenece al municipio de Hessequa, en la región de Western Cape (Sudáfrica). Elana Meyer participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 (medalla de plata) en la prueba de los 10.000 metros lisos, en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996 (no finalizó la prueba de Maratón) y en los Juegos Olímpicos de Sídney de 2000 (octavo puesto) en la prueba de los 10.000 metros lisos.



El 7 de agosto de 1992, estas dos corredoras de larga distancia protagonizaron uno de los momentos más emotivos y representativos en la historia de los Juegos Olímpicos. Todo ocurrió en la final de los 10.000 metros lisos que se desarrolló en el Estadio de Montjuïc. Derartu Tulu (oro) y Elana Meyer (plata) lideraron la carrera la mayor parte del tiempo. Finalmente, Derartu Tulu consiguió distanciarse de las otras corredoras y consiguió el preciado oro. Después que las dos atletas cruzaran la meta, se felicitaran por el resultado, se abrazaran, se colgaran las respectivas banderas, la bandera de Etiopia (Derartu Tulu) y la bandera olímpica (Elana Meyer), nuestras dos protagonistas realizaron conjuntamente una emotiva vuelta de honor que simbolizó el triunfo de África, la unión y la paz de las naciones en las competiciones deportivas y la igualdad de razas. “Para los optimistas, estos juegos habrán dejado calar una nota de esperanza. La gran –si no la única- emoción fue provocada por dos pequeñas mujeres, la etíope Derartu Tulu y la sudafricana Elana Meyer, abrazadas, en una vuelta de honor triunfal tras su formidable batalla en los 10.000 metros. África negra y África blanca reunidas en un doble símbolo de esperanza para el continente negro: la liberación de la mujer, el fin del ‘apartheid’. La imagen de los Juegos de 1992. (La Vanguardia, pág. 31, del 11 de agosto de 1992).

 

Si bien, Derartu Tulu, como ya se mencionó anteriormente, se convirtió en la primera mujer de color en ganar una medalla de oro olímpica, Elana Meyer tuvo el honor de ganar la primera medalla para la delegación sudafricana después de sus 32 años de ausencia de la cita olímpica. Cabe recordar que Sudáfrica fue apartada de la participación en los Juegos Olímpicos des de 1962, a causa del veto internacional por las políticas de segregación racial, conocida como apartheid, y que no fue readmitida hasta los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 donde Nelson Mandela, uno de los principales activistas defensores de la paz y la igualad de la historia, tuvo un papel determinante. Mandela fue una de las autoridades internacionales presentes en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92. Durante el desfile de la delegación sudafricana, en esa época aún tenía pocos deportistas de color en sus filas, Mandela se levantó y vio de pie todo el trayecto de los deportistas sudafricanos.

 

En una entrevista posterior a ganar el oro, la tímida Derartu Tulu, su entrenador ejercía de interprete para traducir las preguntas y sus declaraciones, comentaba sus primeros pasos en el mundo de las largas distancias “…cuando empezó a correr estaba obligada a hacerlo con una falda larga, pero en 1988 las cosas cambiaron, aunque para las mujeres africanas es muy difícil llegar a ser campeonas. Hay que tener mucho carácter, saber imponerse en una sociedad donde mandan los hombres y pesa mucho la familia y la religión. (La Vanguardia, pág. 9, del 9 de agosto de 1992).  



Por cierto, es de justicia recordar que, después de Derartu Tulu y Elana Meyer, la tercera posición de los 10.000 metros lisos en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, y, por tanto, medalla de bronce, fue para la norteamericana Lynn Jennings. (COOB'92, 1992: 130)

 

Sin duda, en unos Juegos Olímpicos donde el lema era “Amigos Para Siempre” esta historia permite recordar un logro social que se pudo dar a conocer internacionalmente gracias al deporte y a los medios de comunicación allí presentes.

 

Nuestro humilde homenaje a estas dos heroínas que decidieron dar una lección de deportividad, respeto, unión, tolerancia y paz. Ocurrió en Barcelona, mi ciudad.


Raül Vázquez Coma

 

Sabías que … la Fundació Barcelona Olímpica custodia el Archivo Fotográfico y Audiovisual de los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92.


Fotografia Derartu Tulu i Elana Meyer © Arxiu Fundació Barcelona Olímpica  


Para más información o consultas contáctanos en:

ceosamaranch@fbolimpica.es

audiovisuals@fbolimpica.es


Bibliografia: 

(COOB’92 (1992): Memoria oficial de los Juegos de la XXV Olimpíada, Barcelona 1992. V. 4. Los juegos: dieciséis días de verano. Barcelona: COOB’92. ISBN 84-7868-106-X.)

Homenatges Olímpics: Derartu Tulu - Elana Meyer (II)

Si pregunto als amants de l'olimpisme, i de l'esport en general, sobre la possibilitat que realitzin un exercici de memòria per recordar 20 imatges característiques dels Jocs Olímpics de Barcelona'92, segurament, una d'elles tindria a veure amb les nostres dos protagonistes.


D'una banda, Derartu Tulu (1972/03/21), va néixer a Bejoki, una localitat que pertany a la regió d'Oromia (Etiòpia), coneguda per ser lloc de naixement d'importants atletes africans com les germanes Dibaba (Ejegayehu i Tirunesh), Fatuma Roba o els germans Bekele (Tariku i Kenenisa, gran dominador de les proves de fons). Derartu Tulu pertanyia a una família humil que vivien de la ramaderia. Es va convertir en la primera dona africana de color que va guanyar un or olímpic. Aquest èxit històric el va aconseguir en la prova dels 10.000 metres llisos en els Jocs Olímpics de Barcelona'92. En la mateixa distància, també va competir en els Jocs Olímpics d'Atlanta de 1996 (quarta posició), en els Jocs Olímpics de Sydney de 2000 (medalla d'or), on va ser l'abanderada d'Etiòpia, i en els Jocs Olímpics d'Atenes de 2004 (medalla de bronze).

 

D'altra banda, Elana Meyer (1966/10/10), va néixer a Albertinia, una localitat que pertany al municipi d’Hessequa, a la regió de Western Cape (Sud-àfrica). Elana Meyer va participar en els Jocs Olímpics de Barcelona'92 (medalla de plata) en la prova dels 10.000 metres llisos, en els Jocs Olímpics d'Atlanta de 1996 (no va finalitzar la prova de Marató) i en els Jocs Olímpics de Sydney de 2000 (vuitè lloc) en la prova dels 10.000 metres llisos.

 


El 7 d'agost de 1992, aquestes dues corredores de llarga distància van protagonitzar un dels moments més emotius i representatius en la història dels Jocs Olímpics. Tot va passar en la final dels 10.000 metres llisos que es va desenvolupar a l'Estadi de Montjuïc. Derartu Tulu (or) i Elana Meyer (plata) van liderar la cursa la major part de el temps. Finalment, Derartu Tulu va aconseguir distanciar-se de les altres corredores i va aconseguir el preuat or. Després que les dues atletes creuessin la meta, es felicitessin pel resultat, s'abracessin, es penjaran les respectives banderes, la bandera d'Etiòpia (Derartu Tulu) i la bandera olímpica (Elana Meyer), les nostres dos protagonistes van realitzar conjuntament una emotiva volta de honor que va simbolitzar el triomf d'Àfrica, la unió i la pau de les nacions en les competicions esportives i la igualtat de races. Para los optimistas, estos juegos habrán dejado calar una nota de esperanza. La gran –si no la única- emoción fue provocada por dos pequeñas mujeres, la etíope Derartu Tulu y la sudafricana Elana Meyer, abrazadas, en una vuelta de honor triunfal tras su formidable batalla en los 10.000 metros. África negra y África blanca reunidas en un doble símbolo de esperanza para el continente negro: la liberación de la mujer, el fin del ‘apartheid’. La imagen de los Juegos de 1992. (La Vanguardia, pàg. 31, de l'11 d'agost de 1992).

 

Si bé, Derartu Tulu, com ja es s’ha esmentat anteriorment, es va convertir en la primera dona de color a guanyar una medalla d'or olímpica, Elana Meyer va tenir l'honor de guanyar la primera medalla per a la delegació sud-africana després dels seus 32 anys d'absència de la cita olímpica. Cal recordar que Sud-àfrica va ser apartada de la participació en els Jocs Olímpics des de 1962, a causa del boicot internacional per les polítiques de segregació racial, coneguda com apartheid, i que no va ser readmesa fins als Jocs Olímpics de Barcelona'92 on Nelson Mandela, un dels principals activistes defensors de la pau i la igualtat de la història, va tenir un paper determinant. Mandela va ser una de les autoritats internacionals presents en la cerimònia d'obertura dels Jocs Olímpics de Barcelona'92. Durant la desfilada de la delegació sud-africana, en aquesta època encara tenia pocs esportistes de color a les seves files, Mandela es va aixecar i va veure de peu tot el trajecte dels esportistes sud-africans.

 

En una entrevista posterior a guanyar l'or, la tímida Derartu Tulu, el seu entrenador exercia de intèrpret per traduir les preguntes i les seves declaracions, comentava els seus primers passos en el món de les llargues distàncies …cuando empezó a correr estaba obligada a hacerlo con una falda larga, pero en 1988 las cosas cambiaron, aunque para las mujeres africanas es muy difícil llegar a ser campeonas. Hay que tener mucho carácter, saber imponerse en una sociedad donde mandan los hombres y pesa mucho la familia y la religión.(La Vanguardia, pàg. 9, del 9 d'agost de 1992).

 


Per cert, és de justícia recordar que, després de Derartu Tulu i Elana Meyer, la tercera posició dels 10.000 metres llisos en els Jocs Olímpics de Barcelona'92, i, per tant, medalla de bronze, va ser per la nord-americana Lynn Jennings (COOB'92, 1992: 130).

 

Sens dubte, en uns Jocs Olímpics on el lema era "Amics Per Sempre" aquesta història permet recordar un èxit social que es va poder donar a conèixer internacionalment gràcies a l'esport i als mitjans de comunicació allí presents.

 

El nostre humil homenatge a aquestes dues heroïnes que van decidir donar una lliçó d'esportivitat, respecte, unió, tolerància i pau. Va passar a Barcelona, la meva ciutat.

 

Raül Vázquez Coma

 

Sabies que ... La Fundació Barcelona Olímpica custodia l'Arxiu Fotogràfic i Audiovisual dels Jocs Olímpics de Barcelona '92.


Fotografia Derartu Tulu i Elana Meyer © Arxiu Fundació Barcelona Olímpica 


Per a més informació o consultes contacta'ns a:

ceosamaranch@fbolimpica.es

audiovisuals@fbolimpica.es


Bibliografia: 

(COOB'92 (1992): Memòria oficial dels Jocs de la XXV Olimpíada, Barcelona 1992. V. 4. Els jocs: setze dies d'estiu. Barcelona: COOB'92. ISBN 84-7868-106-X.)

dijous, 8 d’octubre de 2020

Los II Juegos Deportivos de Barcelona (1963)

A lo largo de toda su historia deportiva, Barcelona ha sido pionera y motor de innumerables eventos deportivos de relevancia, algunos de ellos muy singulares. En el siguiente escrito nos centraremos en los II Juegos Deportivos de Barcelona.

La II edición de los Juegos Deportivos de Barcelona se organizó durante el mes de setiembre de 1963. El acontecimiento deportivo quedó enmarcado dentro de los festejos de las Fiestas de La Merced.[1] Sin duda, aún estaba muy vivo el triste recuerdo de la organización de la I edición de los Juegos Deportivos de Barcelona (1962), los cuales tuvieron que ser suspendidos a consecuencia de los trágicos sucesos meteorológicos que tuvieron lugar en la provincia de Barcelona[2].

En la II edición de los Juegos Deportivos de Barcelona se organizaron diferentes relevos de las antorchas, las cuales permanecieron encendidas durante todo el acontecimiento deportivo. “La carrera de las antorchas fue el punto culminante luminoso de estos Juegos de Barcelona (…) presenciada por miles de barceloneses congregados en las arterias de la ciudad.(El Mundo Deportivo, portada, del 22 de setiembre de 1963). Los recorridos de las antorchas se iniciaron desde diferentes puntos de Catalunya (Ampurias, Tarragona o Montserrat) y se reunieron en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced de Barcelona.

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Assalit, en representación del alcalde José María de Porcioles, dedicó unas palabras destinadas a difundir la importancia que para la ciudad tuvo la organización de los II Juegos Deportivos. La prensa reflejó esa ceremonia en su publicación: Con espectacular ceremonia, tuvo efecto en la Plaza de San Jaime el acto de ser leída en público la apertura de las Fiestas de la Merced (…) Momentos después, en el histórico Salón de Ciento, don Claudio Colomer Marqués, actualmente gobernador civil de Toledo, pronunció el pregón de dichas fiestas. (El Mundo Deportivo, pág. 6, del 25 de setiembre de 1963).


                                       El Mundo Deportivo, portada, del 19 de setiembre de 1963

Las principales novedades del evento llegaron mediante un pregón inaugural del periodista Román Escohotado[3]Como español doy las gracias, y vosotros los barceloneses debéis ser los primeros, a vuestro Ayuntamiento, que al resucitar estos hermosos Juegos pone nombre, censa, protege y ampara la limpia afición de Barcelona hacia el deporte… (El Mundo Deportivo, pág. 3, del 6 de setiembre de 1963) y una conferencia titulada “Evocación, presencia y afán de deporte barcelonés”, pronunciada por el director de El Mundo Deportivo, José Luis Lasplazas[4], en el Salón de Ciento del Ayuntamiento de Barcelona que sirvió para clausurar los II Juegos Deportivos.“

Formaron parte del programa deportivo: atletismo, baloncesto, boxeo, ciclismo, judo, lucha, natación y remo. La gimnasia quedó fuera del programa competitivo por decisión de la Federación Catalana de Gimnasia.

A nivel deportivo, podemos destacar que se organizó el Critérium Internacional de La Merced en el Estadio de Montjuïc. Se intercalaron pruebas ciclistas con las acrobacias de motociclismo y pruebas hípicas. Se organizaron pruebas de persecución por equipos, pruebas de eliminación y una competición, denominada Pequeña Vuelta a Francia, que consistía en dar 30 vueltas y disputando cada 5 vueltas un sprint. El gran triunfador de la prueba fue el ciclista francés Jacques Anquetil, ganador de cinco Tours de Francia. “En la grandiosa clausura de los II Juegos Deportivos de Barcelona, celebrada en la matinal de ayer en el Estadio de Montjuich, con indescriptible éxito, se produjeron hechos sumamente espectaculares (…) magnífica exhibición de los motoristas del Club Vespa <<Diablos Rojos>>; la llegada de Anquetil en helicóptero (…) la prueba de habilidad de camareros y, finalmente, una fase de formidable demostración hípica de la Guardia Municipal Montada. (El Mundo Deportivo, pág. 2, del 30 de setiembre de 1963).

                                     El Mundo Deportivo, pág. 2, del 30 de setiembre de 1963

En los II Juegos Deportivos de Barcelona también se organizó el Trofeo Juan Camps de remo en categoría outrigger a cuatro. “El equipo de Gante, campeón de Bélgica, fue el magnífico vencedor de la regata de <<outrigger>> a cuatro remeros, <<Trofeo Juan Camps>>. “(El Mundo Deportivo, portada, del 23 de setiembre de 1963).

La II edición de los Juegos Deportivos de Barcelona también sufrió los fenómenos meteorológicos. El Ayuntamiento viendo estas problemáticas, externas a la organización, decidió cambiar de fechas la organización de la III edición de los Juegos Deportivos de Barcelona.

Hay que recordar que la celebración de este acontecimiento deportivo coincidió con la organización de los IV Juegos Mediterráneos en Nápoles[5] y conllevo que no asistieran figuras de primer nivel a Barcelona. “Ochenta mil personas presenciaron en el Estadio San Paolo la brillante apertura de los IV Juegos Mediterráneos.(El Mundo Deportivo, pág.8, del 22 de setiembre de 1963).

Para finalizar, uno de los principales hechos de ese año fue la concesión de la medalla de oro al Mérito Deportivo de Barcelona a Epifanio de Fortuny, barón de Esponellá. Esta ceremonia se incluyó en los actos del programa de los II Juegos Deportivos de Barcelona.

Nuestro homenaje a los II Juegos Deportivos que se organizaron en nuestra ciudad, Barcelona.

Raül Vázquez



[1] Las Fiestas de la Merced son una celebración tradicional y popular de la ciudad de Barcelona que se festejan a finales del mes de septiembre. Concretamente, el 24 de setiembre es el día de la Virgen de la Merced.

[2] El 25 de septiembre de 1962, una tromba de agua provocó el desbordamiento de los ríos Besós y Llobregat. Sus afluentes devastaron la comarca del Vallés y dejaron cerca de mil víctimas mortales. El Ayuntamiento de Barcelona decidió suspender todas las actividades con motivo de duelo por la tragedia.

[3] Román Escohotado Jiménez (1908-1970), escritor y periodista franquista que colaboró con muchos diarios y revistas vinculados al Movimiento, especialmente en el diario Arriba. También colaboró en el diario Marca, donde empleó el seudónimo “Ariel”, y en Radio Nacional de España i Televisión Española.

[4] José Luis Lasplazas Pujolar (1897-1975), considerado uno de los periodistas catalanes más influyentes del siglo XX. Director del diario El Mundo Deportivo durante casi tres décadas. Fue dos veces olímpico con el equipo de remo.

[5] Los IV Juegos Mediterráneos se organizaron en Nápoles del 21 al 29 de setiembre de 1963.

Els II Jocs Esportius de Barcelona (1963)

Al llarg de tota la seva història esportiva, Barcelona ha estat pionera i motor d'innombrables esdeveniments esportius de rellevància, alguns d'ells molt singulars. En el següent escrit ens centrarem en els II Jocs Esportius de Barcelona. 


La II edició dels Jocs Esportius de Barcelona es va organitzar durant el mes de setembre de 1963. L'esdeveniment esportiu va quedar emmarcat dins de les celebracions de les Festes de la Mercè[1]. Sens dubte, encara estava molt viu el trist record de l'organització de la I edició dels Jocs Esportius de Barcelona (1962), els quals van haver de ser suspesos a conseqüència dels tràgics successos meteorològics que van tenir lloc a la província de Barcelona[2].

A la II edició dels Jocs Esportius de Barcelona es van organitzar diferents relleus de les torxes, les quals van romandre enceses durant tot l'esdeveniment esportiu. La carrera de las antorchas fue el punto culminante luminoso de estos Juegos de Barcelona (…) presenciada por miles de barceloneses congregados en las arterias de la ciudad.(El Mundo Deportivo, portada, del 22 de setembre de 1963). Els recorreguts de les torxes es van iniciar des de diferents punts de Catalunya (Empúries, Tarragona o Montserrat) i es van reunir a la Basílica de la Mare de Déu de la Mercè de Barcelona. 


El regidor d'Esports de l'Ajuntament de Barcelona, ​​Alberto Assalit, en representació de l'alcalde José María de Porcioles, va dedicar unes paraules destinades a difondre la importància que per a la ciutat va tenir l'organització dels II Jocs Esportius. La premsa va reflectir aquesta cerimònia en la seva publicació: Con espectacular ceremonia, tuvo efecto en la Plaza de San Jaime el acto de ser leída en público la apertura de las Fiestas de la Merced (…) Momentos después, en el histórico Salón de Ciento, don Claudio Colomer Marqués, actualmente gobernador civil de Toledo, pronunció el pregón de dichas fiestas.(El Mundo Deportivo, pàg. 6, del 25 de setembre de 1963).



                                El Mundo Deportivo, pàg. 6, del 25 de setembre de 1963

Les principals novetats de l'esdeveniment van arribar mitjançant un pregó inaugural del periodista Román Escohotado[3] Como español doy las gracias, y vosotros los barceloneses debéis ser los primeros, a vuestro Ayuntamiento, que al resucitar estos hermosos Juegos pone nombre, censa, protege y ampara la limpia afición de Barcelona hacia el deporte…(El Mundo Deportivo, pàg. 3, del 6 de setembre de 1963) i una conferència titulada " Evocación, presencia y afán de deporte barcelonés ", pronunciada pel director del Mundo Deportivo, Josep Lluis Lasplazas, al Saló de Cent de l'Ajuntament de Barcelona que va servir per clausurar els II Jocs Esportius."


Van formar part de el programa esportiu: atletisme, bàsquet, boxa, ciclisme, judo, lluita, natació i rem. La gimnàstica va quedar fora del programa competitiu per decisió de la Federació Catalana de Gimnàstica.


A nivell esportiu, podem destacar que es va organitzar el Critèrium Internacional de la Mercè a l'Estadi de Montjuïc. Es van intercalar proves ciclistes amb les acrobàcies de motociclisme i proves hípiques. Es van organitzar proves de persecució per equips, proves d'eliminació i una competició, anomenada Petita Volta a França, que consistia a donar 30 voltes i disputant cada 5 voltes un esprint. El gran triomfador de la prova va ser el ciclista francès Jacques Anquetil, guanyador de cinc Tours de França. En la grandiosa clausura de los II Juegos Deportivos de Barcelona, celebrada en la matinal de ayer en el Estadio de Montjuich, con indescriptible éxito, se produjeron hechos sumamente espectaculares (…) magnífica exhibición de los motoristas del Club Vespa <<Diablos Rojos>>; la llegada de Anquetil en helicóptero (…) la prueba de habilidad de camareros y, finalmente, una fase de formidable demostración hípica de la Guardia Municipal Montada. (El Mundo Deportivo, pàg. 2, del 30 de setembre de 1963).


                                        El Mundo Deportivo, pàg. 2, del 30 de setembre de 1963

En els II Jocs Esportius de Barcelona també es va organitzar el Trofeu Joan Camps de rem en categoria outrigger a quatre. El equipo de Gante, campeón de Bélgica, fue el magnífico vencedor de la regata de <<outrigger>> a cuatro remeros, <<Trofeo Juan Camps>>.(El Mundo Deportivo, portada, del 23 de setembre de 1963).


La II edició dels Jocs Esportius de Barcelona també va patir els fenòmens meteorològics. L'Ajuntament veient aquestes problemàtiques, externes a l'organització, va decidir canviar de dates l'organització de la III edició dels Jocs Esportius de Barcelona.


Cal recordar que la celebració d'aquest esdeveniment esportiu va coincidir amb l'organització dels IV Jocs Mediterranis a Nàpols[4] i va significar que no assistissin figures de primer nivell a Barcelona. Ochenta mil personas presenciaron en el Estadio San Paolo la brillante apertura de los IV Juegos Mediterráneos.(El Mundo Deportivo, pàg.8, del 22 de setembre de 1963).

Per finalitzar, un dels principals fets d'aquest any va ser la concessió de la medalla d'or al Mèrit Esportiu de Barcelona a Epifani de Fortuny, baró d’Esponellà. Aquesta cerimònia es va incloure en els actes del programa dels II Jocs Esportius de Barcelona.

El nostre homenatge als II Jocs Esportius que es van organitzar a la nostra ciutat, Barcelona.


Raül Vázquez



[1] Les Festes de la Mercè són una celebració tradicional i popular de la ciutat de Barcelona que es festegen a finals del mes de setembre. Concretament, el 24 de setembre és el dia de la Mare de Déu de la Mercè.

[2] El 25 de setembre de 1962, una tromba d'aigua va provocar el desbordament dels rius Besòs i Llobregat. Els seus afluents van devastar la comarca del Vallès i van deixar prop de mil víctimes mortals. L'Ajuntament de Barcelona va decidir suspendre totes les activitats amb motiu de dol per la tragèdia.

[3] Román Escohotado Jiménez (1908-1970), escriptor i periodista franquista que va col·laborar amb molts diaris i revistes vinculats al Movimiento, especialment en el diari Arriba. També va col·laborar en el diari Marca, on va emprar el pseudònim "Ariel", i en Ràdio Nacional d'Espanya i Televisió Espanyola.

[4] Els IV Jocs Mediterranis es van organitzar a Nàpols del 21 al 29 de setembre de 1963.