dijous, 30 de juliol de 2020

Gran Setmana del Ciclisme Català (1963-2005)

Barcelona sempre ha estat una ciutat amb una llarga tradició amb el ciclisme. Una de les proves desaparegudes més emblemàtiques va ser la Setmana Catalana de Ciclisme. Una prova que va debutar al març de 1963 amb el nom de Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink. (El Mundo Deportivo, portada, del 13 de març de 1963).L’entitat organitzadora d’aquesta prova va ser l’Esport Ciclista Barcelona, un club que va ser fundat el 1929, any de l’Exposició Internacional de Barcelona.

 

El primer president de l’Esport Ciclista Barcelona va ser Josep Santamaría Quintana, però, el president que va transformar l’entitat i li va donar una projecció internacional va ser Joaquim Sabaté Dausà, qui va presidir l’entitat des de 1962 fins al 2001, any de la seva mort. Cal destacar que, Joaquim Sabater va arribar a la presidència de l’entitat amb 31 anys, però, no li mancava l’experiència atès que formava part de la directiva des de feia 15 anys. Al llarg d’aquells anys fou capaç d’organitzar, cada any, dues reconegudes curses professionals: la Setmana Catalana de Ciclisme i la prestigiosa Escalada a Montjuïc, prova que va organitzar la seva primera edició el 1965.

 

En el palmarès històric de guanyadors de la Setmana Catalana de Ciclisme figuren ciclistes mítics com ara Domingo “Txomin” Perurena (1967), Luis Ocaña (1969 i 1973), Raymond Poulidor (1971), Eddy Merckx (1975 i 1976), Alex Zülle (1992 i 1996), Pedro Delgado (1993), Laurent Jalabert (1999 i 2000) o Joaquim “Purito” Rodríguez (2004). L’últim guanyador de la Setmana Catalana de Ciclisme va ser Alberto Contador (2005).


Acreditació de Joan Manel Surroca per a La Setmana Catalana
© Arxiu Fundació Barcelona Olímpica


La primera edició de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink es va disputar els dies 13, 15, 17, 23 i 24 de març de 1963. La competició era la suma de cinc proves ciclistes diferents: I Trofeu Doctor Albert Assalit, organitzat per l’Esport Ciclista Barcelona, XVè Trofeu Jaumandreu, organitzat per l’Agrupació Ciclista Montjuïc, el XXVIè Trofeu Masferrer, organitzat per la Federació Catalana de Ciclisme, I Trofeu Nicolau Casaus, organitzat per la Penya Solera, i I Gran Premi Drink, organitzat per la Federació Catalana de Ciclisme.

 

La idea d’agrupar aquestes cinc proves en una setmana va sortir de Joaquim Sabater, Antoni Valluguera, periodista especialitzat en ciclisme, i Albert Assalit, president de la Federació Catalana de Ciclisme. Cal recordar que, el doctor Assalit en aquell moment també va assumir un altre càrrec de responsabilitat: ser el substitut de Joan Antoni Samaranch al capdavant de la Ponència d’Esports de l’Ajuntament de Barcelona.

 

Els ciclistes espanyols més destacats de l’època i equips on figuraven les millors promeses del ciclisme francès i belga participaren a la primera edició de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink (1963). En qualsevol cas, la principal atracció de la prova era Federico Martín Bahamontes, guanyador del Tour de França (1959).

 

La primera competició que es va organitzar durant la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink va ser el I Trofeu Doctor Albert Assalit. Una prova que tenia un total de 175 quilòmetres amb la sortida i l’arribada a Barcelona. (El Mundo Deportivo, pàg. 6, del 13 de març de 1963). El guanyador d’aquesta primera cursa va ser el càntabre José Pérez Francés, també ho seria de la primera edició de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink. “Emocionante duelo del vencedor con Angelino Soler, y magnífica reacción final de Colmenarejo, Segú, Belmonte, Rey, Suárez, Manzaneque y Hortelano: Bahamontes llegó a las tres de la madrugada, pinchó en Odena y se retiró(El Mundo Deportivo, pàg. 6, del 14 de març de 1963). Després de la primera prova, els tres primers llocs de la classificació general quedaven ocupats per: José Pérez Francés, José Martín Colmenarejo i Josep Segú.

 

José Pérez Francés es va establir a Barcelona des de ben petit i lluïa el mallot de l’equip Ferrys. Ell tenia una estreta relació amb Barcelona ja que havia guanyat, com a amateur, la carrera preliminar de l’etapa del Tour de França que s’havia organitzat a la ciutat (1957) i que va veure el triomf del ciclista francès Jacques Anquetil, qui tornaria a repetir triomf (1965) després d’haver realitzat 223 quilòmetres d’escapada en solitari.


El Mundo Deportivo, portada, del 16 de març de 1963

La segona prova de la competició fou el Trofeu Jaumandreu, la sortida es realitzava a Sant Sadurní d’Anoia i l’arribada era al Circuit de Montjuïc de Barcelona. “Fernando Manzaneque se impuso en solitario en el Trofeo Jaumandreu. Desbordó en la Vuelta de Montjuich a Suárez, tras cuya rueda había ido durante treinta kilómetros de fuga: José Pérez Francés, tercero al ‘sprint’ sobre el pelotón, afianza su puesto de líder en la ‘Challenge Drink’” (El Mundo Deportivo, portada, del 16 de març de 1963). Després de la disputa d’aquesta prova, els tres primers llocs de la classificació general quedaven ocupats per: José Pérez Francés, Fernando Manzaneque i Antonio Suárez.

 

La següent competició que es realitzava fou el XXVIè Trofeu Masferrer (Gran Premi Cacao Ram) amb un trajecte de sortida des de Barcelona i arribada a Figueres, 175 quilometres. “El belga De Waele…hábil triunfador del Trofeo Masferrer (Gran Premio Cacao RAM). Especulando en el marcaje entre los ‘Faema’ y ‘Ferrys’, lanzó un ataque en Anglés, con la sola réplica de Elorza y Mendiburu. Elorza fue el verdadero héroe de la carrera... (El Mundo Deportivo, pàg. 8, del 18 de març de 1963). S’arribava a la meitat de la competició i la primera posició de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink la seguia ocupant José Pérez Francés, amb Fernando Manzaneque, segona posició, i Antonio Suárez, tercera posició.


El Mundo Deportivo, pàg. 8, del 18 de març de 1963

 

La penúltima cursa de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink fou el I Trofeu Nicolau Casaus (Gran Premi de Montanya Ignis). L’etapa fou un recorregut de 175 quilometres des de Barcelona fins a Lleida, passant per Ordal, un municipi de Subirats a l’Alt Penedès. “Ayer en Lérida, el guipuzcoano Mendiburu (M-Paloma) vencedor del ‘Trofeo Nicolás Casaus’ al esprint (G.P. ‘FAEMA’). Pérez Francés (Ferrys) segundo y Antonio Gómez Moral (Faema) tercero. Pérez Francés acumuló nueva ventaja sobre Manzaneque y Suárez siendo ya virtual vencedor de la ‘Challenge Drink’” (El Mundo Deportivo, pàg. 8, del 18 de març de 1963). Abans de l’última prova, els tres primers llocs de la classificació general quedaven ocupats per: José Pérez Francés, Fernando Manzaneque i Antonio Suárez.

 

L’última prova de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink fou el I Gran Premi Drink. “Echevarría triunfador en Montjuich de la última prueba puntuable. Pérez Francés, del equipo <<Ferrys>>, vencedor absoluto de la <<challenge Drink>> (…)(El Mundo Deportivo, portada, del 25 de març de 1963). La classificació final no va patir modificacions i els tres primers llocs els ocuparen José Pérez Francés, Fernando Manzaneque i Antonio Suárez. Ara bé, una reclamació de cursa va afectar la resolució de la segona i la tercera posició. “Habiéndose presentando una reclamación que afecta a la clasificación de la carrera <<Trofeo Nicolás Casaus>> y, por ende, a los puestos segundo y tercero de la clasificación de la <<Challenge Drink>>, queda supeditada la adjudicación de los mentados puestos, a la resolución que sobre dicha reclamación determine la Federación Española de Ciclismo(El Mundo Deportivo, pàg. 12, del 25 de març de 1963). Finalment, la Federació Espanyola de Ciclisme va donar raó a la reclamació i la classificació final fou: Pérez Francés, Antonio Suárez i Fernando Manzaneque.

 

 

Sens dubte, la primera edició de la Gran Setmana del Ciclisme Català – Challenge Drink (1963) fou un èxit. El gran somni de Joaquim Sabaté Dausà va romandre viu durant 44 anys i va recórrer tota la geografia catalana. Malauradament va deixar d’organitzar-se per la manca de recursos econòmics, fet que també va ocórrer amb la prova de l’Escalada de Montjuïc.

 

El nostre humil homenatge a Joaquim Sabaté Dausà, i al seu treball, que formen part del patrimoni esportiu de Barcelona.

 

 

Raül Vázquez Coma

Gran Semana del Ciclismo Catalán (1963-2005)

Barcelona siempre ha sido una ciudad con una larga tradición con el ciclismo. Una de las pruebas desaparecidas más emblemáticas fue la Semana Catalana de Ciclismo. Una prueba que debutó en marzo de 1963 con el nombre de Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink. (El Mundo Deportivo, portada, del 13 de marzo de 1963). La entidad organizadora de esta prueba fue el Esport Ciclista Barcelona, un club que fue fundado en 1929, año de la Exposición Internacional de Barcelona.

 

El primer presidente del Esport Ciclista Barcelona fue Josep Santamaría Quintana, sin embargo, el presidente que transformó la entidad y le dio una proyección internacional fue Joaquim Sabaté Dausá, quien presidió la entidad desde 1962 hasta el 2001, año de su muerte. Cabe destacar que, Joaquim Sabater llegó a la presidencia de la entidad con 31 años, pero, no le faltaba la experiencia dado que formaba parte de la directiva desde hacía 15 años. A lo largo de aquellos años fue capaz de organizar, cada año, dos reconocidas carreras profesionales: la Semana Catalana de Ciclismo y la prestigiosa Escalada a Montjuïc, prueba que organizó su primera edición en 1965.

 

En el palmarés histórico de ganadores de la Semana Catalana de Ciclismo figuran ciclistas míticos como Domingo "Txomin" Perurena (1967), Luis Ocaña (1969 y 1973), Raymond Poulidor (1971), Eddy Merckx (1975 y 1976), Alex Zülle (1992 y 1996), Pedro Delgado (1993), Laurent Jalabert (1999 y 2000) o Joaquim "Purito" Rodríguez (2004). El último ganador de la Semana Catalana de Ciclismo fue Alberto Contador (2005).

 

Acreditación de Joan Manel Surroca para La Setmana Catalana
© Arxiu Fundació Barcelona Olímpica

La primera edición de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink se disputó los días 13, 15, 17, 23 y 24 de marzo de 1963. La competición era la suma de cinco pruebas ciclistas diferentes: I Trofeo Doctor Albert Assalit, organizado por el Esport Ciclista Barcelona, XV Trofeo Jaumandreu, organizado por la Agrupación Ciclista Montjuïc, el XXVI Trofeo Masferrer, organizado por la Federación Catalana de Ciclismo, I Trofeo Nicolau Casaus, organizado por la Peña Solera, y I Gran Premio Drink, organizado por la Federación Catalana de Ciclismo.

 

La idea de agrupar estas cinco pruebas en una semana salió de Joaquim Sabater, Antoni Valluguera, periodista especializado en ciclismo, y Albert Assalit, presidente de la Federación Catalana de Ciclismo. Cabe recordar que, el doctor Assalit en ese momento también asumió otro cargo de responsabilidad: ser el sustituto de Juan Antonio Samaranch al frente de la Ponencia de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona.

 

Los ciclistas españoles más destacados de la época y equipos donde figuraban las mejores promesas del ciclismo francés y belga participaron en la primera edición de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink (1963). En cualquier caso, la principal atracción de la prueba era Federico Martín Bahamontes, ganador del Tour de Francia (1959).

 

La primera competición que se organizó durante la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink fue el I Trofeo Doctor Albert Assalit. Una prueba que tenía un total de 175 kilómetros con la salida y la llegada a Barcelona. (El Mundo Deportivo, pág. 6, del 13 de marzo de 1963). El ganador de esta primera carrera fue el cántabro José Pérez Francés, también lo sería de la primera edición de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink. "Emocionante duelo del vencedor con Angelino Soler, y magnífica Reacción final de Colmenarejo, Segú, Belmonte, Rey, Suárez, Manzaneque y Hortelano: Bahamontes leído en las tres de la madrugada, pinch en Odena y retirarse" (El Mundo Deportivo, pág. 6, del 14 de marzo de 1963). Después de la primera prueba, los tres primeros puestos de la clasificación general quedaban ocupados por: José Pérez Francés, José Martín Colmenarejo y José Segú.


José Pérez Francés se estableció en Barcelona desde bien pequeño y lucía el maillot del equipo Ferrys. Él tenía una estrecha relación con Barcelona ya que había ganado, como amateur, la carrera preliminar de la etapa del Tour de Francia que se había organizado en la ciudad (1957) y que vio el triunfo del ciclista francés Jacques Anquetil, quien volvería a repetir triunfo (1965) después de haber realizado 223 kilómetros de escapada en solitario.

 

La segunda prueba de la competición fue el Trofeo Jaumandreu, la salida se realizaba en San Sadurní de Noya y la llegada era el Circuito de Montjuïc de Barcelona. "Fernando Manzaneque se impuso en solitario en el Trofeo Jaumandreu. Desbordó en la Vuelta de Montjuich a Suárez, tras cuya rueda Había ido durante treinta Kilómetros de fuga:  José Pérez Francés, tercero en el sprint 'sobre el pelotón, afianza sume puesto de líder en la' Challenge Drink" (El Mundo Deportivo , portada, del 16 de marzo de 1963). Tras la disputa de esta prueba, los tres primeros puestos de la clasificación general quedaban ocupados por: José Pérez Francés, Fernando Manzaneque y Antonio Suárez.

 

El Mundo Deportivo , portada, del 16 de marzo de 1963

 

La siguiente competición que se realizó fue el XXVI Trofeo Masferrer (Gran Premio Cacao Ram) con un trayecto de salida des de Barcelona y llegada a Figueres, 175 kilómetros. “El belga De Waele…hábil triunfador del Trofeo Masferrer (Gran Premio Cacao RAM). Especulando en el marcaje entre los ‘Faema’ y ‘Ferrys’, lanzó un ataque en Anglés, con la sola réplica de Elorza y Mendiburu. Elorza fue el verdadero héroe de la carrera...(El Mundo Deportivo, pág. 8, del 18 de març de 1963). Se llegaba a la mitad de la competición y la primera posición de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink la seguía ocupando José Pérez Francés, con Fernando Manzaneque, segunda posición, y Antonio Suárez, tercera posición.

 

La penúltima carrera de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink fue el I Trofeo Nicolau Casaus (Gran Premio de Montaña Ignis). La etapa fue un recorrido de 175 kilómetros desde Barcelona hasta Lleida, pasando por Ordal, un municipio de Subirats en el Alt Penedès. "Ayer en Lérida, el guipuzcoano Mendiburu (M-Paloma) vencedor del 'Trofeo Nicolás Casaus' en el sprint (G.P. 'Faema'). Pérez Francés (Ferrys) segundo y Antonio Gómez Moral (Faema) tercero. Pérez Francés acumulado nueva ventaja sobre Manzaneque y Suárez siéndo ya virtual vencedor de la 'Challenge Drink " (El Mundo Deportivo, pág. 8, del 18 de marzo de 1963). Antes de la última prueba, los tres primeros puestos de la clasificación general quedaban ocupados por: José Pérez Francés, Fernando Manzaneque y Antonio Suárez.


El Mundo Deportivo, pág. 6, del 17 de marzo de 1963

 

La última prueba de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink fue el I Gran Premio Drink. "Echevarría triunfador en Montjuich de la última prueba puntuable. Pérez Francés, del equipo << Ferrys >>, vencedor absoluto de la << challenge Drink >> (...)" (El Mundo Deportivo, portada, del 25 de marzo de 1963). La clasificación final no sufrió modificaciones y los tres primeros lugares los ocuparon José Pérez Francés, Fernando Manzaneque y Antonio Suárez. Ahora bien, una reclamación de carrera afectó la resolución de la segunda y la tercera posición. "Habiéndose presentando una reclamación que afecta a la clasificación de la carrera << Trofeo Nicolás Casaus >> y, por ende, a los puestos segundo y tercero de la clasificación de la << Challenge Drink >>, queda supeditada la adjudicación de los mentados puestos, a la resolución que sobre dicha reclamación determine la Federación Española de Ciclismo." (El Mundo Deportivo, pág. 12, del 25 de marzo de 1963). Finalmente, la Federación Española de Ciclismo dio razón a la reclamación y la clasificación final fue: Pérez Francés, Antonio Suárez y Fernando Manzaneque.

 

 

Sin duda, la primera edición de la Gran Semana del Ciclismo Catalán - Challenge Drink (1963) fue un éxito. El gran sueño de Joaquim Sabaté Dausá permaneció vivo durante 44 años y recorrió toda la geografía catalana. Desafortunadamente dejó de organizarse por la falta de recursos económicos, lo que también ocurrió con la prueba de la Escalada de Montjuïc.

 

Nuestro humilde homenaje a Joaquim Sabaté Dausá, y a su trabajo, que forman parte del patrimonio deportivo de Barcelona.


Raül Vázquez Coma

dijous, 23 de juliol de 2020

Los I Juegos Deportivos de Barcelona (1962)


Cartel de los I Juegos Deportivos de Barcelona
© Arxiu Fundació Barcelona Olímpica


A lo largo de toda su historia deportiva, Barcelona ha sido pionera y motor de innumerables eventos deportivos de relevancia, algunos de ellos muy singulares. A inicios de agosto de 1962, el alcalde de Barcelona, ​​José María de Porcioles, acompañado del concejal de Deportes, Alberto Assalit, informaban a los medios de comunicación de la organización de los I Juegos Deportivos de Barcelona en el marco de las Fiestas de la Mercè. “Han cuidado directamente de esta afortunada revitalización del legado de Lucio Cecilio Optato, el delegado de los servicios de Relaciones Públicas, don Esteban Bassols, y el concejal ponente de Deportes, doctor don Alberto Assalit. A su sensibilidad se debe el ennoblecimiento de las próximas competiciones deportivas con el recuerdo de aquel patricio de la Barcino de dos mil años atrás, gracias a lo cual se refuerza la presencia de los monumentos y las evocaciones de nuestras glorias romanas en el vivir actual. (La Vanguardia, pág. 17, del 7 de agosto de 1962). También, hay que reconocer, la importancia que tuvo en la organización de este evento deportivo el periodista, y pionero de la marcha atlética en España, Luis Meléndez Gardeñas.


En 1932 se descubrió una lápida romana, la que se encontraba empotrada en una pared de la esquina de las calles Arlet y Hércules. El texto que aparecía en la lápida romana estaba en latín. Por este motivo, se recurrió a los servicios del director del Museo de Historia de Barcelona (MUHBA), Agustí Duran i Sanpere, para que realizara la correcta traducción al catalán. Después, la lápida romana pasaría a formar parte del patrimonio del Museo Arqueológico de Cataluña (MAC), ubicado en la falda de Montjuïc.

 

En la lápida se podía leer (transcrito al castellano):


 LUCI CECIL, HIJO DE LUCI, DE LA TRIBU PAPIRIA, OPTADO, CENTURIÓN DE LA LEGIÓN VII GEMINA FÉLIX Y CENTURIÓN DE LA LEGIÓN XV APOLINAR, UNA VEZ LICENCIADO HONORABLEMENTE DEL EJÉRCITO POR LOS EMPERADORES MARCO AURELIO Y AURELIO AUGUSTO, FUE MÁS POR LOS BARCELONESES DENTRO LOS CIUDADANOS «INMUNES» Y ADQUIRÓ LOS HONORES DE EDIL, SIENDO TRES VECES DUUMVIR Y FLAMEN (SACERDOTE) DE LOS DIOSES DE ROMA Y DE LOS EMPERADORES. HIZO EN LA CIUDAD DE BARCELONA EL SIGUIENTE LEGADO: DONO EN LEGADO Y QUIERO DAR 7.500 DENARIOS QUE, COLOCADOS AL 6 POR CIENTO DE INTERÉS, SE INVIERTAN ANUALMENTE EL 10 DE JUNIO, HASTA 250 DENARIOS EN UNOS JUEGOS DE LUCHA, Y 200 MÁS, EL MISMO DÍA, EN PROPORCIONAR ACEITE AL PUEBLO EN LAS TERMAS PÚBLICAS. Y QUIERO QUE ESTAS COSAS SE HAGAN BAJO CONDICIÓN QUE MIS LIBERTOS Y LIBERTAS, A LOS QUE LE TOQUE EL CARGO DEL SERVIRADO, QUEDEN EXCUSADOS DE TODOS LOS GRAVÁMENES PROPIOS DE ESTA, DE TAL FORMA QUE SI FUERA OBLIGADO A ALGUNOS DE ELLOS, ORDENO QUE ESTOS 7.500 DENARIOS SEAN TRANSFERIDOS A LA CIUDAD DE TÁRRACO, PARA QUE ORGANICE LA MISMA CLASE DE ESPECTÁCULOS.


Trofeu Gran Premi de Barcelona realitzat per
l’Escola Massana d’Arts i Oficis

© Arxiu Fundació Barcelona Olímpica


Hay constancia de que, Lluís Meléndez sugirió a las autoridades locales, tras el descubrimiento de la lápida romana, la idea de organizar unos Juegos Deportivos, tal como indica una noticia aparecida en El Mundo Deportivo durante las Fiestas conmemorativas de la República celebradas del 12 al 18 de abril de 1962 Miércoles, día 15, - Ceremonia oficial ante la lápida Romana de Torneos de Lucha en Barcelona.(El Mundo Deportivo, portada, del 4 de abril de 1962).

 

Un buen ejemplo de la importancia y relevancia de estos I Juegos Deportivos organizados en Barcelona fue el hecho de que el jefe del Estado, Francisco Franco, fue el presidente de honor del evento deportivo. <<Su Excelencia, el Generalísimo acepta la Presidencia de Honor de los Primeros Juegos Deportivos de Barcelona que se celebrarán con motivo de las fiestas de la Merced. – Conde de Casa Loja.>>” (El Mundo Deportivo, portada, del 19 de septiembre de 1962).

 

Los I Juegos Deportivos se inauguraron de manera singular: una carrera de relevos con antorchas que salieron de tres lugares de gran simbolismo histórico: el anfiteatro romano de Tarragona, las ruinas grecorromanas de Ampurias y del Monasterio de Montserrat.

 

El 22 de septiembre de 1962 fue el día elegido para inaugurar los I Juegos Deportivos El sábado, día 22, a las 8'30 de la noche serán inaugurados los I Juegos Deportivos de Barcelona. La ceremonia se celebrará en la plaza de Cataluña. Entre las dos fuentes luminosas será montado el lampidario románico que a imitación del que existe en el Museo Arqueológico de la Ciudad ha sido construido para tal acto.”  (La Vanguardia, p. 33, del 20 de septiembre de 1962).

 

Formaron parte del programa deportivo de los I Juegos Deportivos, organizados del 22 de septiembre al 2 de octubre de 1962, cinco deportes olímpicos: atletismo, baloncesto, boxeo, gimnasia y natación. Lamentablemente, las competiciones de boxeo, gimnasia y remo fueron canceladas.


El Mundo Deportivo, portada, del 28 de septiembre de 1962

El 25 de septiembre de 1962, una tromba de agua provocó el desbordamiento de los ríos Besós y Llobregat y sus afluentes devastaron la comarca del Vallés y dejaron cerca de mil víctimas mortales. El Ayuntamiento de Barcelona decidió suspender todas las actividades con motivo de duelo por la tragedia. <<El Comité Ejecutivo de los I Juegos de Barcelona, de acuerdo con la disposición emanada por el Excelentísimo Ayuntamiento de nuestra ciudad de suspender todos los actos correspondientes a las fiestas de la Merced, da por clausurados los I Juegos Deportivos de Barcelona (…).>>(El Mundo Deportivo, portada, del 28 de septiembre de 1962).

Nuestro homenaje a los I Juegos Deportivos que se organizaron en nuestra ciudad, Barcelona, ​​y a las víctimas de aquel trágico evento meteorológico.

 

Raül Vázquez Coma