VII Campeonato del Mundo de Hockey sobre patines (1951)

 

Desde el 1936, año en que se disputó el primer Campeonato del Mundo de hockey sobre patines[1], y hasta el año 1956[2], los Campeonatos del Mundo de hockey sobre patines también coincidían con la organización de los Campeonatos de Europa, ya que solamente los disputaban selecciones europeas.

Por este motivo, en el 1951, Barcelona organizó el VII Campeonato del Mundo y XVII Campeonato de Europa de hockey sobre patines[3]. Este evento deportivo contó con la participación de once selecciones[4]. El Pabellón del Deporte, un pabellón descubierto situado en la confluencia de la Avenida José Antonio Primo de Rivera -actual Gran Vía de las Cortes Catalanas- y de las calles de Sepúlveda y Llançà, fue el encargado de organizar esta competición.

© Arxiu Fundació Barcelona Olímpica


El Pabellón del Deporte se había construido gracias a un grupo de promotores liderados por Agustí Pujol, que presidía el Consejo de Administración, en el que también figuraba Juan Antonio Samaranch. El director del pabellón, que tenía capacidad para acoger entre 7.000 y 10.000 espectadores, era el polifacético periodista deportivo Carlos Pardo, fundador de la revista Vida Deportiva (1948).

En la organización del Campeonato del Mundo de hockey sobre patines destacó la figura de Juan Antonio Samaranch, que compatibilizaba su cargo de seleccionador nacional con el de vicepresidente de la Federación Española de Hockey y Patinaje[5] y el de miembro del Comité Organizador del Campeonato del Mundo. En sus Memorias Olímpicas, Samaranch reconocía que el hockey sobre patines le llevó, indirectamente, hasta el movimiento olímpico.

Podemos hablar de dos factores destacables relacionados con el Campeonatos del Mundo de hockey sobre patines de 1951. El primero fue la celebración, en los salones del Círculo de Bellas Artes, de la I Exposición Filatélica Deportiva que se hacía en nuestro país. Los sellos que más sobresalieron de esta exposición eran los que se habían emitido con motivo de los Juegos Olímpicos. El segundo factor fue la celebración, en el Salón de la Reina Regente del Ayuntamiento de Barcelona, del Congreso Anual de la Federación Internacional de Patinaje, que estaba presidida por el fundador de la entidad, el suizo Fred Renkewitz. En este congreso se acordó solicitar la incorporación del hockey sobre patines en el programa deportivo de los Juegos Mediterráneos de 1955. Todos sabemos que el objetivo final era dar el primer paso para la inclusión de este deporte en el programa olímpico. Lo cierto es que el hockey sobre patines formó parte del programa de los Juegos Mediterráneos de 1955 organizados en Barcelona.

La prensa y la radio, las retransmisiones las realizó Radio Nacional de España en Barcelona, siguieron con pasión el desarrollo del Campeonato del Mundo de hockey sobre patines de 1951. Cuando sólo faltaba la última jornada por disputarse, España iba segunda, a un punto de Portugal. España había derrotado a la Alemania Occidental (7-1), Irlanda (20-0), Dinamarca (14-0), Suiza (8-0), Inglaterra (7-2), Italia (2-1), los países Bajos (4-1) y Bélgica (5-1), y había empatado con Francia (1-1). De la gran envergadura social que supuso este campeonato se pudo observar en el transcurso de una velada de boxeo celebrada en Price, donde el triunfo de España sobre Italia se recibió con una espectacular y clamorosa ovación. Nadie podía haber diseñado ni previsto un guion mejor. La selección española acabó imbatida había empatado contra Francia, y en el último partido, con un Pabellón del Deporte lleno hasta la bandera, derrotó la vigente campeona del mundo, Portugal, por un ajustado 4-3.

Las hemerotecas se hacían eco del triunfo de España. ¡¡Campeones del Mundo!! Venciendo a Portugal, España inscribe su nombre entre los colosos del hockey sobre patines: Italia en tercera posición, con los mimos puntos que Portugal: Alemania logra un brillante quinto lugar. (…) Este éxito de ayer ha sido el más clamoroso que se puede exigir a nuestros jugadores, pues hace cinco años nuestra nación era desconocida por completo fuera de nuestro ámbito nacional, porque además en España se jugaba con disco y no había tenido ningún contacto internacional”. (El Mundo Deportivo, pág. 7, del 11 de junio de 1951).


August Serra, capitán de la selección española.
Pérez de Rozas © Arxiu Fotogràfic de Barcelona


Aquella selección estaba compuesta por Josep Soteras, Joan Antoni Zabala, Joan Orpinell, Tito Mas, Jordi Trias, Ramon Bassó, Josep Llinàs y August Serra (capitán de la selección), quien recogió el trofeo en manos del ministro de Educación Nacional, José Ibáñez Martín.

Este fue el primer gran éxito deportivo de la dictadura franquista. El 20 de junio de 1951, en el Palacio Real de El Pardo, el jefe de Estado, Francisco Franco, recibió en audiencia a la selección española de hockey sobre patines. Al frente de la delegación iba el presidente de la Federación Española de Hockey y Patinaje, Juan Manuel Sáinz de los Terreros.

El triunfo también sirvió para dar alas a sus dirigentes deportivos, pero sobre todo consolidó la figura del joven Juan Antonio Samaranch, que una vez terminado el torneo dimitió de su cargo de seleccionador nacional.

Una vez cerradas las cuentas del Campeonato del Mundo de hockey sobre patines, los beneficios que reportó la organización se destinaron a una obra de beneficencia que consistía en la donación de ocho incubadoras en la Casa de la Maternidad de Barcelona. El acto de la entrega tuvo lugar en el salón de actos de la Casa de la Caridad y asistieron Juan Antonio Samaranch y José María Ceballos de parte del Comité Organizador del Campeonato del Mundo; el diputado provincial por Barcelona, Jaumar de Bofarull Maristany; varios facultativos, al cabo de los cuales estaba el doctor Dexeus; la madre de Samaranch, Joana Torelló, y la superiora reverenda madre, sor María Jiménez.

Sabías que ... El primer matasellos deportivo hecho en España fue con motivo de este Campeonato del Mundo. La afición de Juan Antonio Samaranch por la filatelia la heredó de su padre, Francisco Samaranch Castro, que según se podía leer en la revista Blanco y Negro del 21 de enero de 1967, era el coleccionista de sellos más importante que había existido en España. Años más tarde, cuando Juan Antonio Samaranch ya era presidente del Comité Olímpico Internacional, impulsó la creación de la Federación Internacional de Filatelia Olímpica (1982). Parte de su extensa y valiosa colección de sellos de todo el mundo dedicada al deporte se puede consultar en el Centro de Estudios Olímpicos y del Deporte Juan Antonio Samaranch.

© Arxiu Fundació Barcelona Olímpica


Para más información, pueden contactar a ceosamaranch@fbolimpica.es

Queremos agradecer la colaboración del Archivo Fotográfico de Barcelona por su colaboración en este artículo mediante la cesión de material fotográfico.

https://ajuntament.barcelona.cat/arxiumunicipal/arxiufotografic/ca/home


Raül Vázquez Coma

@Rau_grady



[1] El I Campeonato del Mundo de hockey sobre patines, también llamado IX Campeonato de Europa de hockey sobre patines, se organizó en la ciudad alemana de Stuttgart entre el 1 y el 5 de abril de 1936. Los tres primeros lugares de la clasificación fueron para las selecciones de Inglaterra, Italia y Portugal. La selección española no participó en esta competición.

[2] El XII Campeonato del Mundo de hockey sobre patines, también llamado XXII Campeonato de Europa de hockey sobre patines, se organizó en la ciudad portuguesa de Oporto entre el 26 de mayo y el 2 de junio de 1956. Los tres primeros lugares de la clasificación fueron para las selecciones de Portugal, España e Italia.

[3] El VII Campeonato del Mundo de hockey sobre patines se disputó del 1 al 10 de junio de 1951.

[4] Las selecciones que participaron en el Campeonato del Mundo de hockey sobre patines de 1951 fueron: Alemania Occidental, Inglaterra, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Portugal y Suiza.

[5] Hay que recordar que la Real Federación Española de Patinaje no se constituyó hasta el 30 de junio de 1954.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Hace 70 años... I Gran Premio de España de Automovilismo, prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 (1951)

Instalaciones Desaparecidas:

Antònia Yáñez, una guanyadora pionera

El enigmático Cobi de la azotea del Palau Güell