El enigmático Cobi de la azotea del Palau Güell

 

Los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 supusieron un impacto en la ciudad que podemos encontrar en elementos que van mucho más allá de las instalaciones deportivas o de los resultados de las competiciones. El legado de los Juegos Olímpicos lo podemos encontrar en esculturas, nombres de calles y plazas, objetos de regalo o, como es el caso que os queremos presentar, una enigmática referencia temporal que nos deja entrever el valor de los Juegos Olímpicos como referencia histórica.

 

Si habéis visitado la azotea del Palau Güell, en Barcelona, puede ser que os haya sorprendido ver una silueta que recuerda la cabeza de Cobi en una de las chimeneas. La similitud de esta forma con la mascota es más que evidente. De hecho, cuesta creer que pueda llegar a ser casual. Además, de manera menos obvia, debajo de la cabeza de Cobi podemos entrever el logotipo de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92.

 

Palau Güell – Diputació de Barcelona, modificació: FBO

 

Como sabréis, el Palau Güell es un impresionante edificio de finales del siglo XIX, situado cerca de la Rambla de Barcelona, y que originariamente fue propiedad de la familia Güell. Su construcción fue encargada a un joven Antoni Gaudí por Eusebi Güell. Gaudí, junto con otros artistas, fue desarrollando una riquísima obra arquitectónica con decoración tanto interior como exterior. En cada uno de sus espacios, podemos observar detalles y elementos decorativos que nos remiten a la riqueza con la que se decoraban las casas de los prohombres en época modernista. Pero desde sus orígenes hasta la actualidad han pasado más de cien años y el edificio ha pasado por diversos usos y propietarios y, como es habitual en espacios patrimoniales, con el paso del tiempo, sus espacios han padecido diversos procesos de rehabilitación y restauración. Una de estas restauraciones tuvo lugar entre 1986 y 1992 y se debió a la adecuación del edificio a la apertura pública y la recepción de visitantes. Se trabajó sobre la totalidad del edificio y, por tanto, quedó afectada la azotea.

 

Según un informe publicado en el año 1993 por Antoni González Moreno-Navarro, jefe del servicio de Patrimonio Arquitectónico de la Diputació de Barcelona, en la restauración de la chimenea número 9 (la chimenea que muestra la silueta de Cobi) se estudiaron la procedencia de las piezas de trencadís que revestían su superficie. Se eliminaron las piezas que no formaban parte del revestimiento original y se volvieron a colocar las piezas originales caídas que se conservaban. Para cubrir los vacíos de los que no se disponía de piezas originales se utilizaron piezas de la misma procedencia y color que las originales, siguiendo el trazado original cuando éste se conocía. Sin embargo, por lo que se refiere a una de las caras de la chimenea, el autor del artículo indica: “… Éste no era el caso de la cara del tronco que mira a mar. El nuevo dibujo de ésta imita al de otra de las caras, que sí es original, pero se introdujeron en él algunos signos de contemporaneidad -el logotipo de los Juegos Olímpicos y Cobi, la mascota- para dejar constancia del momento histórico en que se realizó.[1]

 

Es habitual que en los procesos de restauración algún tipo de referencia nos permita identificar, en el conjunto de la obra, qué parte es original y cuál no. Esta referencia puede ser la inscripción de una fecha, un cambio en los materiales o los colores utilizados, etcétera. Así pues, podemos ver que en el caso de la restauración de la chimenea número 9 de la azotea del Palau Güell se quiso identificar la cronología de la restauración de la obra identificando dos elementos de los Juegos Olímpicos que en aquellos momentos estaban cambiando la apariencia de la ciudad. Y estos elementos fueron la silueta de la cabeza de Cobi y el logotipo de los mismos Juegos.

 

Queremos agradecer la colaboración de Gal·la Garcia y Guillem Mundet de la Diputació de Barcelona en la documentación de este artículo.

Vàngelis Villar


[1] Antoni González Moreno-Navarro (1993) Método y criterios en la restauración del Palau Güell de Barcelona (España). Informes de la Construcción. Vol. 45 n-428. P-31.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Hace 70 años... I Gran Premio de España de Automovilismo, prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 (1951)

Instalaciones Desaparecidas:

Antònia Yáñez, una guanyadora pionera

VII Campeonato del Mundo de Hockey sobre patines (1951)