dimecres, 5 de març de 2014

La primera Festa de la Mercè (1871) i l’esport


       La primera Festa de la Mercè, “ferias y fiestas populares durante la octava de Nuestra Señora de las Mercedes, patrona de Barcelona”, es va realitzar per primera vegada l’any 1871, durant el mandat consistorial de Francesc Soler i Matas; un alcalde que segons l’escriptor, historiador i poeta Artur Masriera i Colomer, era “un ciudadano abnegado y probo, y digno de servir a mejor gobierno. Y no diremos a mejor ciudad, porque para él no la pudo haber mejor que la suya” (La Vanguardia, 5 de febrer de 1929).  La Festa es va programar amb poc temps d’antelació. Aquest fet va provocar l’oposició del regidor Durán i Bas, que va demanar endarrerir-les un any i fer-les per Corpus, una festa movible que es fa durant el mes de juny. Per dur a terme les Festes es va constituir una comissió, que “están trabajando con ahínco para llamar a los forasteros a la ciudad de los Condes. Hasta ahora se han tomado los siguientes acuerdos (...) se levantarán entoldados para dar bailes de payeses. Proyectándose corridas de caballos en los que se adjudicarán premios a los más veloces y de más pura raza española. Se verificarà un torneo, regatas (...)” (La Convicción, 11 d’agost).

Abans d’aquestes dates les curses de cavalls es feien al carrer Ample. Al principi es va valorar la possibilitat de fer-les al Passeig de Gràcia, però finalment es va decidir que s’habilitaria un espai al Parc de la Ciutadella: “Tal es por lo menos el pensamiento de la sub-comisión que entiende de la parte de festejos, y en este concepto se trabaja. Habrá tres premios: uno de diez mil reales, otro de cuatro mil y otro de dos mil”. (La Convicción, 24 d’agost de 1871). L’endemà, el mateix diari, que havia estat fundat per Luis María de Llauder i portava el subtítol de “periódico monárquico”, informava de la construcció de l’hipòdrom al Parc de la Ciutadella, i les convidava a adreçar-se a la Junta de les Cases Consistorials. El mes de setembre es feia públic el Plec de Condicions, per a “la construcción en el campo de Marte de cuadras, tinglados, rediles y dedas para el ganado lanar, mular, caballar, vacuno y de cerda que se ha de presentar en las próximas ferias (...) reservándose la Junta el derecho de adjudicar la obra o no según se considere o no ventajosa algunas de las proposiciones que se presenten” (La Convicción, 7 de setembre).
 
Les Festes de la Mercè es van programar del 24 de setembre a l’1 d’octubre. El dia 24 estava programat que “desde las ocho de la mañana recorrerán las calles de esta ciudad comparsas y danzas características del país, entre otras las torres de los “Xiquets de Valls” (...), i “a la una de la tarde se verificará la apertura oficial de la Exposición de las cuatro provincias catalanas, en el edificio de la Nueva Universidad” (La Convicción, 24 de setembre). Cal ressenyar que l’antiga seu de la Universitat estava situada al carrer del Carme, a l’alçada del carrer del doctor Pou. El dia 25, “a las cuatro de la tarde se inaugurarà el hipódromo construido en el campo de Marte, efectuándose la carrera de caballos con arreglo al programa, que se anunciarà por carteles” (La Convicción, 24 de setembre). L’hipòdrom es va omplir d’espectadors, “así que también gran parte del campo de Marte y del Paseo de San Juan” (La Convicción, 27 de setembre). La carrera tenia un recorregut de 3.000 metres, i segons comunicació oficial de la Secretaria de l’Ajuntament, que es va publicar l’endemà en el mateix diari, “obtuvieron premio: Primer premio ganado por don Felipe Giménez, caballo Niño, alazán tostado siete años. Llegó segundo el caballo Mariposa, su dueño don Eduardo Nolís. Llegó tercero el caballo Morito, su dueño don José Roura. Segudo Premio ganado por don Leandro Canals, caballo Navarro, castaño, edad tres años y medio (...) y el Tercer Premio fue ganado por don Juan Martí, caballo Muley, castaño dorado, media sangre inglés”.
 
El dia 30, en la mateixa instal·lació, es va disputar una cursa de velocípedes. Els participants s’havien de presentar “con traje de sociedad a juicio del jurado”. Es van estipular dos premis, el primer, de 80 pessetes, “al que con menos tiempo de una vuelta al hipódromo”, i el segon premi, del mateix import, “al que con mayor cantidad de tiempo recorra la distancia que se señalará frente al palco de la presidencia” (La Convicción, 29 de setembre). En total van participar set corredors. La cursa fou guanyada “por el jóven señor Rius, que vestia jubón encarnado, el cual a la primera vuelta se adelantó a dos que vestían de azul, dejándoles luego a gran distancia. Hubo alguna caída pero sin consecuencias. El público, que era regular, salió sumamente complacido” (La Convicción, 1 d’octubre).

Finalment, el dia 1 d’octubre, el port de Barcelona (Portal de la Pau, al final de La Rambla) va ser escenari de regates i una prova de natació. La regata d’embarcacions havia de “recorrer la distancia de ida y vuelta de un bote que estarà colocado con su seña correspondiente”. Hi havia tres premis. El guanyador s’emportava 200 pessetes i una bandera d’honor, i els dos següents 150 i 100 pessetes. “Podrán optar al primer premio toda clase de lanchas, barcas de pescar y bote-lanchas. Al segundo podrán optar toda clase de botes y para el tercero los nombrados gusis”. Els gusis eren unes petites embarcacions de faenar. El programa també constava de regates de patinadores (embarcacions a rem). A diferència de la cursa de cavalls, el diari no recull el nom dels guanyadors. “A las cuatro de la tarde se principiaron las fiestas marítimas. Dos lanchas, una blanca y otra negra disputáronse el primer premio, que logró alcanzaer la primera” (La Convicción, 2 d’octubre).
 
No obstant, el més cridaner de la festa marítima fou, al meu judici, la Regata de nedadors, una de les primeres de què en tenim constància escrita. El Reglament de la prova era el següent:
La distancia que tendrán que salvar los nadadores serán desde las planchas de agua colocadas frente al jurado en el espigón del Oeste a la Puerta de la Paz, en cuyo punto se les dará una contrasenya, debiendo de regresar al punto de partida donde el jurado librará la correspondiente certificación al que llegue primero ostentado la contrasenya.
Todo nadador tendrá que ir vestido a lo menos con calzoncillos y el que se los quite durante la regata perderá todo derecho a ella.
Toda persona que quiera tomar parte en la regata se presentarà al punto de salida indicado y al primer toque de campana quedarà cerrada la admisión, al segundo toque quedarán listos y al tercero se echarán al agua.
Todo nadador que tome parte en la regata y sea recogido por los botes que estarán destinados al salvamento, o bien por cualquier otro de particulares, perderá todo derecho a la regata.
L’única referència al resultat de la prova va sortir publicat a La Convicción el 3 d’octubre: “Según se nos ha dicho, cuatro fueron los nadadores que se presentaron anteayer, optando a los premios ofrecidos por la comisión organizadora de las ferias y fiestas (...) El que obtuvo el primero recorrió el largo en veinte y tres minutos”.

Han passat més de 140 anys des d’aquella data i l’esport continua essent present en les nostres festes patronals. Que així sigui per molts anys!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada